52 semanas para su salud: Semana 20, Mayo es el mes de concientización de la hepatitis

Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
YouTube
Instagram
RSS
EMAIL

Mayo es el Mes de Concientización de la Hepatitis y el 19 de Mayo es el Día de la Prueba de Hepatitis

¿Está en riesgo? Haga la evaluación de riesgo de hepatitis.

La hepatitis o inflamación del hígado puede ser causada por virus, medicamentos, toxinas, consumo excesivo de alcohol, pero más comúnmente por los virus llamados Hepatitis A, B o C.

Hepatitis A

La hepatitis A es una infección contagiosa del hígado causada por el virus de la hepatitis A. Las personas que contraen hepatitis A pueden sentirse enfermas durante algunas semanas o varios meses, pero generalmente se recuperan por completo y no tienen daño hepático prolongado. El virus de la hepatitis A se encuentra en las heces y la sangre de las personas infectadas y se puede transmitir cuando alguien ingiere el virus, generalmente a través de alimentos o bebidas contaminadas o por contacto personal cercano con una persona infectada. La hepatitis A es muy contagiosa y las personas pueden transmitir el virus antes de que tienen síntomas. Sin embargo, la hepatitis A se puede prevenir fácilmente con una vacuna segura y efectiva, que se recomienda para todos los niños de un año de edad y para adultos que puedan estar en riesgo, incluidos los viajeros a ciertos países internacionales.

Desde que la vacuna contra la hepatitis A fue recomendado por primera vez en 1996, los casos de hepatitis A en los Estados Unidos han disminuido drásticamente. Desafortunadamente, las tasas de vacunación de adultos siguen siendo bajas y en los últimos años el número de personas infectadas ha aumentado como resultado de  múltiples brotes de Hepatitis A en los Estados Unidos. La hepatitis A puede afectar a cualquier persona, pero ciertos grupos tienen mayor riesgo de infectarse en estos brotes. Para ayudar a detener los brotes, los CDC recomiendan la vacuna contra la hepatitis A para las personas que usan drogas (incluidas las que no se inyectan), las personas que no tienen hogar, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, las personas con enfermedad hepática y las personas que están o estuvieron recientemente en el cárcel o prisión.

Hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad del higado causada por el virus de la hepatitis B. Algunas personas que se infectan, especialmente los niños pequeños, pueden desarrollar una infección crónica o de por vida. Con el tiempo, la hepatitis B crónica puede causar daño hepático grave e incluso cáncer de hígado. La hepatitis B es común en muchas partes del mundo, incluidas Asia, las islas del Pacífico y África.

La hepatitis B se puede prevenir con una vacuna. La hepatitis B puede transmitirse de una mujer infectada a su bebé al nacer, si su bebé no recibe la vacuna contra la hepatitis B.Como resultado, la vacuna contra la hepatitis B se recomienda para todos los bebés al nacer y los adultos en riesgo.. Desafortunadamente, muchas personas se infectaron antes de que la vacuna contra la hepatitis B estuviera ampliamente disponible. Es por eso que los CDC recomiendan mujeres embarazadas, hombres que tienen sexo con hombres, personas que se inyectan drogas, contactos domésticos y sexuales de alguien infectado, cualquier persona nacida o cuyos padres nacieron en áreas donde la hepatitis B es común, y otras personas con ciertas condiciones médicas se hacen la prueba para la hepatitis B. Hay tratamientos disponibles que pueden retrasar o reducir el riesgo de desarrollar cáncer del hígado.

Hepatitis C

La hepatitis C es una enfermedad del higado contagiosa que resulta de la infección por el virus de la hepatitis C.  Se transmite a través de sangre contaminada, como cuando se comparten agujas o por transfusiones de sangre antes de 1992 (desde 1992 toda la sangre y los productos de sangre se han examinado para la hepatitis C). Aunque no tan frecuentemente, también puede transmitirse a través de exposiciones de servicios de salud, relaciones sexuales con una persona infectada, el nacimiento de un bebé a una madre infectada, y tatuajes y perforaciones en el cuerpo de instalaciones sin licencia o entornos informales.

La hepatitis aguda es una enfermedad de  duración breve que puede no presentar síntomas o causar síntomas como náuseas, ictericia, dolor abdominal, fatiga y fiebre.  Desafortunadamente, alrededor del 60-70% de los individuos infectados progresarán a hepatitis crónica, algunos de los cuales desarrollarán cirrosis y / o cáncer de hígado.  Aunque la infección por la hepatitis C puede no producir síntomas y las décadas pueden pasar antes de los síntomas de la enfermedad hepática crónica se puedan desarrollar, los individuos infectados todavía están contagiosos. Se cree que la mitad de todas las personas infectadas con hepatitis C no saben que están infectadas, la única manera de averiguarlo es hacerse la prueba.  El tratamiento detiene el progreso de la enfermedad hepática y reduce la posibilidad de transmisión.

Algunos datos:

  • La hepatitis C es la infección de transmisión sanguínea más común en los Estados Unidos, con estimaciones entre 2,7-3,9 millones de personas que viven con la enfermedad.
  • El 80% de los pacientes con hepatitis C no tienen síntomas, así que la prueba es la única forma de saber si está infectado
  • El 80% tendrá infección crónica. Afortunadamente, hay tratamientos disponibles que pueden curar la hepatitis C. Una vez que sea diagnosticada, la mayoría de las personas con hepatitis C pueden curarse en solo 8 a 12 semanas, lo que reduce el riesgo de cáncer de hígado en un 75%

También, es importante señalar que Kentucky es uno de los estados malsanos en nuestra nación; Pero, algunas opciones de estilo de vida saludables podrían cambiar esto.  En primer lugar, comer comidas  en porciones normales de alimentos nutritivos, incluyendo al menos cinco frutas y verduras al día puede reducir el peso y reducir las enfermedades del corazón y la diabetes.  Segundo, hacer ejercicio por unos 30 minutos al día puede disminuir la presión arterial. En tercer lugar, evitar el uso de productos de tabaco puede reducir varios tipos de cáncer.  Finalmente,  asegurarse que realice sus evaluaciones preventivas que se necesita para detectar enfermedades temprano y aumentar su probabilidad de buena salud, y recibir sus vacunas recomendadas pueden prevenir enfermarse en primer lugar.

Semana 20-Mes de Conocimiento de Hepatitis

Fuente: https://www.cdc.gov/hepatitis/awareness/index.htm

 

Leave a Reply