Hepatitis A: sigue aumentando para la mayor parte del estado

Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
RSS
EMAIL

Kentucky está experimentando el brote más peor de Hepatitis A en la nación. La hepatitis A es prevenible por vacuna y se puede prevenir en gran medida con el lavado de las manos. Para evitar que el brote se propague en Lake Cumberland, cualquier persona que usa drogas no legales (tanto inyectables como no inyectables) y las personas sin hogar deben vacunarse inmediatamente.

Mientras Louisville ha sido el más afectado, los nuevos casos parecen estar en declive allí. Sin embargo, para el resto del estado, los casos nuevos siguen aumentando significativamente.   A partir del 7 de julio de 2018, hay 1.094 casos reportados de hepatitis A en Kentucky, 628 hospitalizaciones y 8 muertes. Los números de la región de Lake Cumberland también están aumentando, con 12 casos reportados. El brote actual de Hepatitis A ocurre principalmente en poblaciones específicas en riesgo, incluidas personas que usan drogas no legales (tanto inyectables como no inyectables), personas sin hogar y a traves de transmisión de persona a persona, sin embargo, el 20 por ciento de los casos no tienen cualquier factor de riesgo. El riesgo de contraer Hepatitis A en un restaurante es mínimo.

Los signos y síntomas de la hepatitis A incluyen ictericia (coloración amarillenta de la piel o los ojos), orina de color oscuro, fatiga, dolor abdominal, pérdida del apetito, náuseas, diarrea y fiebre. El virus se encuentra en el excremento de las personas infectadas con hepatitis A y, por lo general, se propaga de persona a persona. La enfermedad a menudo se transmite cuando las persona no se lavan las manos adecuadamente o no tienen acceso a un saneamiento adecuado.  El Departamento de Salud del Distrito de Lake Cumberland y el Departamento de Salud Pública de Kentucky recomiendan que las personas se laven las manos con frecuencia y particularmente después de usar el baño o antes de comer alimentos. El desinfectante de manos debe usarse solo cuando el agua y el jabón no estén disponibles. Las personas pueden transmitir la enfermedad por 2 semanas antes de que los síntomas sean evidentes.

La hepatitis A es una enfermedad prevenible por vacunación. El Departamento de Salud Pública de Kentucky recomienda que todos los niños, de 1 año a 18 años, reciban la vacuna contra la Hepatitis A, así como los adultos que también  deseen protegerse de una infección aguda por Hepatitis A. En este momento, también se recomienda que los que usen drogas, y los cuidadores y los familiares de ellos sean vacunados.

La vacuna contra la hepatitis A está disponible en la mayoría de las farmacias locales, los departamentos de salud y los proveedores de atención médica. Para obtener más información sobre la hepatitis A, visite www.LCDHD.org.