52 semanas para su salud: semana 22, Embarazo de Adolescentes

Facebook
Facebook
YouTube
Instagram
RSS
EMAIL

Mayo es el Mes Nacional de Prevención de Embarazo de Adolescentes

La tasa de nacimientos a los adolescentes ha ido disminuyendo constantemente durante años, pero sigue siendo la tasa de embarazo adolescente más alta en los países industrializados. Aproximadamente ochenta y cinco por ciento de estos embarazos no son planificados, lo que en cualquier población puede aumentar el riesgo de problemas.  El mayor riesgo para las madres adolescentes es retrasar el cuidado prenatal o, lo que es peor, alrededor del siete por ciento no recibió atención ninguna.

Las tasas de embarazo en adolescentes

Hubo un poco menos de un cuarto de millón de embarazos en mujeres de quince a diecinueve años en 2014, el año más reciente para el cual tenemos datos. Esto es  un mínimo histórico y una caída del nueve por ciento desde 2013. Esta es una señal muy positiva.

Problemas con el embarazo adolescente

El embarazo en la adolescencia no es una buena idea por algunas razones, incluyendo la mencionada falta de atención prenatal.  La razón de la falta de cuidado prenatal usualmente es el retraso en realizar pruebas de embarazo, la negación o incluso el miedo de informar a otros acerca del embarazo.  La mayoría de los estados tienen un departamento de salud o clínica universitaria donde la atención prenatal es gratuita o de bajo costo y la confidencialidad del paciente es muy importante, lo que significa que nadie puede decirlo a la familia de la madre adolescente.

Debido a que el cuerpo de un adolescente sigue creciendo, necesitará más apoyo nutricional para satisfacer tanto sus necesidades como las de su bebé.  El asesoramiento nutricional puede ser una gran parte de la atención prenatal, generalmente realizada por un médico o una partera, a veces un nutricionista.  Este asesoramiento suele incluir información sobre las vitaminas prenatales, el ácido fólico y las normas de comer y beber.  La falta de una nutrición apropiada puede conducir a problemas como anemia (hierro bajo), bajo aumento de peso, etc.

Otro problema que enfrentan a las madres adolescentes es el uso de drogas y alcohol, incluyendo el fumar.  Ninguna cantidad de estas sustancias es segura para su uso durante el embarazo.  De hecho, su uso puede complicar el embarazo incluso aumentando la probabilidad de parto prematuro y otras complicaciones.

El nacimiento prematuro y el bajo peso al nacer crean una variedad de sus propios problemas, incluyendo daño cerebral, discapacidades físicas y más.  La estadía en el hospital potencialmente prolongada y el mayor riesgo de problemas de salud para estos bebés a menudo conducen a más estrés para la madre adolescente.

Mientras afrentando a las sombrías realidades del embarazo adolescente no es agradable, esta no es la imagen que tiene que ser pintado.  Las madres adolescentes son capaces de tener un embarazo saludable y un bebé sano. Con la nutrición adecuada, el cuidado prenatal temprano y la buena detección de problemas potenciales, la mayoría de estos problemas potenciales no pasarán. Mientras que algunos tienden a pensar que no se puede enseñar a una madre adolescente nada sobre su cuerpo o bebé, es realmente una noción ridícula.  Muchas de las madres adolescentes que se cuidan van a tener bebés sanos, a pesar de las otras dificultades que enfrentarán en sus vidas.  El apoyo de las familias y las comunidades es una necesidad para que la familia joven y nueva tenga éxito.

Muchos adolescentes se preocupan sobre lo que dirán sus familias cuando descubran que están embarazadas. Por eso evitan informando a sus padres o a otra persona que pueda ayudarlos a encontrar apoyo. Esto retrasa su atención prenatal, haciendo que el embarazo sea aún más arriesgado para ellas y su bebé.

Problemas de Adolescentes Embrazadas y Madres Adolescentes

Hay muchos programas en el lugar para ayudar a los padres adolescentes a aprender las habilidades de los padres, completar su educación, en particular la escuela secundaria, y encontrar un empleo significativo o formación y educación con la idea de obtener un mejor trabajo.  La verdad es que un padre adolescente necesitará más apoyo y quizás más tiempo para completar estas tareas. Tener un buen cuidado de los niños que da poder al padre adolescente en lugar de obligar al adolescente a abdicar al proveedor de cuidado pagado es una necesidad. Sólo alrededor de la mitad de las mujeres que se quedan embarazadas completarán su educación secundaria para cuando cumplan veintidós, en comparación con el noventa por ciento de las mujeres de ese grupo de edad que no se quedan embarazadas.

También hay la preocupación que después de un embarazo, otro puede ocurrir. Discutir el embarazo adolescente puede ser realmente importante, particularmente en términos de embarazos subsecuentes. Ser abierto y aceptar a los adolescentes que hablan con usted es lo más importante que puede hacer.

También, es importante señalar que Kentucky es uno de los estados malsanos en nuestra nación; Pero, algunas opciones de estilo de vida saludables podrían cambiar esto.  En primer lugar, comer comidas  en porciones normales de alimentos nutritivos, incluyendo al menos cinco frutas y verduras al día puede reducir el peso y reducir las enfermedades del corazón y la diabetes.  Segundo, hacer ejercicio por unos 30 minutos al día puede disminuir la presión arterial. En tercer lugar, evitar el uso de productos de tabaco puede reducir varios tipos de cáncer.  Finalmente,  asegurarse que realice sus evaluaciones preventivas que se necesita para detectar enfermedades temprano y aumentar su probabilidad de buena salud, y recibir sus vacunas recomendadas pueden prevenir enfermarse en primer lugar.

No se olvide visitar nuestro sitio web en www.LCDHD.org y llene su perfil de bienestar para una oportunidad de ganar $1.000.00.

Fuente: https://www.verywell.com/facts-about-teen-pregnancy-2760041

Press Release: Week 22 – May is National Teen Pregnancy Prevention Month.pdg

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *